Destacados

La España Vaciada pide pagar menos impuestos en sus 101 medidas para frenar la despoblación

La coordinadora presenta su modelo de desarrollo para repoblar el medio rural en un plazo de 30 años a través de más inversiones, mejores servicios y fiscalidad reducida

Una leyenda contada por el presidente de la plataforma León Ruge, Sergio Díez, cerró este martes la presentación oficial en el Congreso de los Diputados del modelo de desarrollo que elaborado por la Coordinadora de la España Vaciada con el objetivo fundamental de poner freno a la despoblación de las zonas de interior, especialmente de su medio rural.

En dicha leyenda, narrada a modo de «filandón, como decimos en mi tierra», Díez relató la historia de una pareja joven con ganas de vivir el «sueño rural», es decir, irse al pueblo y ganarse allí la vida. «Habían oído hablar de un plan de retorno rural que facilitaba la llegada de nuevos pobladores. Decidieron informarse y no tardaron en lanzarse. Visitaron varios pueblos y en uno de ellos se llevaron una grata sorpresa. Había varias viviendas acondicionadas y preparadas gracias a un plan nacional de vivienda rural para que nuevas familias pudieran vivir en ellas con un alquiler con opción a compra», relató el presidente de León Ruge.

Todo iba según lo previsto, tenían pueblo y tenían casa. No tenían que buscar trabajo, porque ya lo llevaban en la cabeza, como la mayoría de los jóvenes que se van al medio rural, y no porque sobrase. «Un local para convertirlo en un taller de cerámica sería su próximo objetivo. Y gracias al asesoramiento de los agentes de dinamización del territorio acudieron al banco comarcal de terrenos e inmuebles. El sueño estaba cada vez más cerca. Iban a ser emprendedores rurales. Decían los mayores del lugar que ya no era tan complicado montar una empresa como antaño, porque en aquel pueblo eran zona de emprendimiento rural libre. Eso suponía que se simplificaban los trámites y se conseguían reducciones fiscales, además de bastantes facilidades para poner en marcha el negocio, que bastante difícil es ya sacarlo adelante luego en el medio rural», continuó narrando Díez.

Todos en aquel pueblo recuerdan además el «día del robo». Había habido varios saqueos desde que habían desmantelado el cuartel de la Guardia Civil. «Aquel día vieron una furgoneta salir pitando y no tardaron ni cinco minutos en aparecer los agentes desde el citado cuartel, también rehabilitado con el plan nacional de vivienda rural. Accedieron a las cámaras de seguridad del pueblo y consiguieron la matrícula y en media hora detuvieron a los ladrones con la colaboración de la red de centros comarcales de seguridad. Volvió entonces la tranquilidad, con el cuartel reabierto y con varias familias ocupándolo gracias a las ventajas que se ofrecían a los agentes que decidían ir al medio rural», argumentó durante su intervención el presidente de León Ruge.

Con la buena conexión a internet, varios vecinos de ese pueblo de leyenda decidieron montar una cooperativa apícola y gracias a los cursos de extensión universitaria semipresenciales empezaron a instalarse cada vez más colmenas por la zona. Ante este auge y para dar mayor competitividad al sector, la administración decidió impulsar un centro de investigación y desarrollo apícola. Y no se levantó en la capital, como venía siendo habitual, sino que fue el primer paso de una descentralización de los centros de conocimiento por todo el territorio. Esta pareja colabora con el centro y en su puerta hay un letrero de cerámica. «Orgullo de ser rural», reza.

«Hoy sentamos las bases para que esta leyenda comience a ser una realidad», argumentó Díez al cerrar su relato, que resumió a la perfección y mediante un ejemplo los objetivos del modelo de desarrollo planteado por la Coordinadora de la España Vaciada. «Hoy aquí hay muchas más sillas, mesas y personas que en los pueblos a los que venimos a representar. Por eso es importante que se nos escuche», concluyó el presidente de la plataforma León Ruge.

Su intervención cerró una presentación en la que se había detallado anteriormente un documento de medidas que podrían ponerse en marcha a muy corto plazo y con un horizonte temporal de tres décadas para conseguir «un país cohesionado y equilibrado» en el que se haya suturado la «brecha entre el medio urbano y el rural».

El modelo de desarrollo de la España Vaciada se hacía público apenas tres días después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presentase oficialmente su programa ‘Pueblos con Futuro’, que incluye 130 medidas y 10.000 millones de euros de fondos europeos para luchar contra la despoblación. Ambas estrategias son «complementarias», según indicaron los responsables de la Coordinadora de la España Vaciada, pero consideran que su modelo de desarrollo incluye medidas «detalladas, concretas y con ejemplos de ejecución» que se pueden poner en marcha en un plazo muy corto de tiempo. «Muchas medidas y objetivos coinciden con el plan del Gobierno, pero el medio rural no tiene tiempo que perder y la diferencia es que nuestro modelo se puede aplicar ya», han defendido.

Se trata de un documento elaborado por más de 140 participantes de 80 plataformas ciudadanas que, durante ocho meses han debatido trabajado y consensuado ideas, propuestas y acciones desde los diferentes territorios de la España Vaciada. «Las personas que viven todos los días esta realidad han elaborado un modelo de desarrollo basado en ocho mesas, 38 temáticas y más de un centenar de propuestas (101) para el necesario proceso de reequilibrio territorial de España, un proceso vital necesario en el que estamos implicarnos todos los españoles», indican desde la Coordinadora de la España Vaciada.

Lo que se plantea es, en definitiva, una discriminación positiva hacia las zonas despobladas en materias como la fiscalidad, las inversiones y los servicios públicos. «Si queremos tener 5G en todo el territorio, que se empiece por aquellas zonas en las que no hay nada y no por las que ya tienen una cobertura más que aceptable. Que si vamos a hacer infraestructuras, que se prioricen las de las zonas peor comunicadas», expuso el diputado de Teruel Existe, Tomás Guitarte, que apadrinó la presentación.

En este sentido, dentro del modelo se incluye el plan 100-30-30, destinado a garantizar las infraestructuras de comunicación físicas y digitales y la calidad de los servicios. Esto supondría 100 megas simétricos de acceso a internet, 30 kilómetros de distancia máxima desde cualquier pueblo a una autovía y 30 minutos de desplazamiento máximo para acceder a servicios básicos como la educación o la sanidad.

Además, el plan presentado en el Congreso propone medidas para asentar población desde el ámbito del bienestar, el mantenimiento y la creación de servicios en el medio rural, propuestas sobre infraestructuras para vertebrar la España Vaciada con el resto del país, fomento de la economía circular, digitalización prioritaria para acabar de verdad con la brecha existente en la actualidad, mantenimiento y puesta en valor del patrimonio natural y cultural, un plan urgente de vivienda en el medio rural y otro de desconcentración de organismos administraciones.

Exigen un Pacto de Estado

En resumen, el documento persigue que la despoblación y el desequilibrio territorial se considere «uno de los más graves problemas que sufre España» y propone un «nuevo horizonte político» con una «preocupación real» por buscar soluciones en todos los niveles «con independencia del color político que gobierne y con un presupuesto garantizado a través de un Pacto de Estado»

Es preciso recordar que la Coordinadora de la España Vaciada es una organización de plataformas creada a partir de la manifestación del 31 de marzo de 2019, la conocida como la Revuelta de la España Vaciada. Son más de 160 asociaciones ubicadas en un total de 28 provincias.

.-

Comentarios

Entradas populares